Cómo instalar un motor de persiana

list En: Bombas de Agua En:

Cómo instalar un motor de persiana

España es de los pocos países europeos donde utilizamos persianas en nuestros hogares. En Francia, Inglaterra o Alemania la mayoría de las casas carecen de cortinas o persianas.

Dicen que para ellos es una demostración de que no tienen nada que ocultar, mientras que aquí, por costumbre religiosa, estamos muy preocupados por el qué dirán y la imagen que se tiene de nosotros. Puede que la razón sea esa, no lo vamos a negar. No nos gusta exponernos por lo que sea: cultura, religión o, simplemente, pudor.

Pero hay un factor mucho más fuerte para que no falte una persiana en cada ventana española: el sol. Debido a nuestra situación geográfico, somos el país europeo con más horas de sol, con el consiguiente calor en verano, exceso de luz y reflejos, además del daño que sus rayos pueden hacer en muebles y suelos de madera. Nos pasamos la vida subiendo persianas, bajándolas, abre, cierra, baja el toldo, sube la persiana, cierra la cortina, vuelve a bajar para que no entre el sol, sube para que entre el fresco…

Mucha gente, cansado de esto, se ha decidió a instalar motores en sus persianas: más cómodo, seguro, y no es nada complicado. Hoy queremos enseñarte a hacerlo tú mismo sin necesidad de un profesional. El secreto está en elegir correctamente los elementos y mecanismos (y ahí sí que puede hacer falta la ayuda de un profesional que te asesore).

Índice de contenido

La persiana y sus partes

La palabra persiana proviene del francés persienne, habitante de Persia, pues precisamente de ahí proviene este elemento mecánico. Su función es la de proteger el interior del exceso de luz, controlar la privacidad, y regular la entrada de temperaturas extremas, ruido y sonidos no deseados del exterior.

Por su resistencia y ligereza, suelen fabricarse normalmente con materiales de aluminio o de PVC, pero podemos encontrar persianas de madera, plástico u otros elementos. Suelen estar formadas por varios listones que se pliegan o enrollan en la parte superior que, normalmente, se esconden dentro de un cajón para protegerlos y aislar del polvo y suciedad.

Según su mecanismo las podemos distinguir en los siguientes tipos de persiana:

  • Persianas de cuerda: Enrolla la persiana en el centro y se ata al lateral de la ventana.
  • Persianas de manivela: Un cable empotrado en la pared se recoge subiendo la persiana.
  • Persianas de cinta: Una polea y el peso de la persiana realizan la fuerza de subida y bajada.
  • Persiana eléctrica: Un motor se encarga de subir y bajarla por tracción eléctrica.

Razones para instalar un motor de persiana

Estética

Las persianas de cinta son las más comunes de encontrar en todos los hogares. Aunque tratan de ser discretas y esconder sus tiradores en el marco de la ventana, tras la cortina, o utilizando colores que confundan la cinta con la pared, lo cierto es que su estética es un gran desacierto.

Al sustituir la persiana de cinta por una eléctrica con motor, quitamos la poco atractiva cinta y simplemente tenemos que añadir una tecla interruptor junto a la ventana, que puede incluso ser un detalle estético de gran calidad.

En DivisionLED disponemos de un amplio abanico de interruptores con variados colores y apariencias, para que elijas el que más te pueda convencer.

Peso

Aunque depende mucho del material con el que está construida, por regla general una persiana es bastante pesada. Se calcula que una persiana de aluminio puede pesar unos 5 kg por metro cuadrado, una de PVC unos 7 kg/m2 y una de madera 15 kg/m2. Esto significa que, si en una ventana pequeña estándar de 1,50 x 1,20 cm tenemos una persiana de madera, esta pesará aproximadamente 27 kilos que subir y bajar diariamente. A mayor tamaño de la ventana, mayor peso de la persiana.

Cuando la persiana es muy pesada suele instalarse un sistema de manivela, que hace la labor de subida menos complicada, pero tiene el inconveniente de que es más lento e incómodo. Hoy en día la mayoría de los mecanismos de manivela disponen de un motor para su funcionamiento y, en caso de no tenerlo, es muy fácil actualizarlo y ponerle uno. Al igual que en uno de cinta, que podrá usted mismo cambiar siguiendo los pasos que aquí le enseñamos.

Comodidad

Independientemente de que se tenga más o menos fuerza para poder subir y bajar la persiana, una casa dispone de varias ventanas que tendremos que recorrer para subir y bajar a lo largo del día. No es lo mismo tener que estar tirando de la cinta o dándole a la manivela a cada ventana, que simplemente pulsar un interruptor y hacer el trabajo completo de todas las dependencias en menos de un minuto.

Automatización

Igual que podemos automatizar el encendido y apagado del riego automático, la calefacción, las luces, e incluso la consola de juegos, la subida y bajada de las persianas de su hogar también se puede programar para que a una determinada hora dejen pasar la luz y se bajen en el momento que deseemos.

Para poder realizar esta acción, la persiana necesita de un motor eléctrico que tire y empuje de ella, ya que ninguno de los otros mecanismos puede domotizarse.

Control remoto

Otra de las ventajas de utilizar un sistema domótico en nuestras persianas es que podemos acceder a ellas aún sin estar en nuestro hogar. Si necesitamos subir una persiana de nuestra casa estando en el trabajo porque se nos haya olvidado hacerlo, podemos controlar la persiana a través de nuestro dispositivo móvil, al igual que si queremos bajarla porque no esperábamos que fuera a llover y los cristales fueran a ensuciarse.

Cómo instalar un motor de persiana

Instalación de un motor de persiana paso a paso

Paso 1: Previo

Antes ponernos a instalar el motor de una persiana, debemos cumplir el paso más importante de todo el proceso: tener toda la información y el material necesario para poder hacerlo. Así, tenemos que comprobar, consultar y medir para que no nos falle nada a la hora de ponernos manos a la obra.

Hay que conocer el funcionamiento, la estructura y los detalles técnicos de la persiana que vamos a motorizar. Su peso, longitud, material, tipos de lamas, etc. son datos muy importantes para saber que hemos elegido el motor, cajetín y mecanismos adecuados.

Paso 2: Desmontar la persiana

Para poder instalar nuestro nuevo mecanismo eléctrico, primero necesitamos quitar el anterior independientemente de que se trate de un mecanismo de manivela o de cinta.

Abriremos el cajetín de la persiana y la bajaremos completamente para poder acceder a su recogedor para desmontarlo y extraerlo. Para ello desmontaremos el eje de la persiana antigua y lo sacaremos del tambor. Previamente habremos soltado las lamas del eje, de lo contrario estas no nos permitirán sacarlo ni trabajar con él de ninguna manera.

Los soportes antiguos no servirán para el motor nuevo, así que tendremos que retirarlos. Antes de ello, es recomendable marcar su lugar para que, cuando la instalemos, la persiana quede a la misma altura. Vamos a encontrar estos soportes en la propia pared, en alguna estructura de hierro o madera, o incluso en las propias paredes del cajón.

Paso 3: Colocar los soportes

Para colocar los nuevos soportes debemos situar el soporte del eje de la cabeza y el del eje del motor con el cojinete para que gire el eje. Debemos tener en cuenta la posición en la que va a ir el interruptor de control y el motor.

En cualquier caso, lo más importante es que los soportes estén centrados con respecto al cajón en el que se enrolla la persiana si no queremos que esta se nos quede “coja” y no puede enrollarse sobre sí misma.

Paso 4: Medir distancia entre ejes

Primeros ensamblaremos los componentes del kit de motorización y colocaremos los topes, rodamientos y corona. Una vez todo puesto podremos calcular la distancia existente entre los ejes para poder trasladarla al soporte octogonal con el motor ya metido por si es necesario hacer ajustes.

Si no coinciden las medidas, siempre podremos adaptarlos con un soporte de eje extensible o, si el hueco de la persiana es muy grande, podemos hacer conexiones con un soporte metálico que sirva de alargador, que se puede cortar a la medida necesaria. Sólo hay que ir encajando uno en otro hasta lograr la medida necesaria. Existen soportes metálicos en medidas estándar que se adaptan a las dimensiones de las distintas persianas.

Paso 5: Renovar la persiana

Una vez liberado el espacio y todo preparado para la instalación, procedemos a colocar el motor dentro de los dos soportes laterales de manera que los dispositivos de control de tope de subida y bajada de la persiana queden vistos y accesibles para poder regularlos.

Observa que el soporte del motor debe llevar puesto un pasador metálico en el orificio que el eje tiene para ello. Se trata de un elemento imprescindible para que la persiana no se salga de su eje con el movimiento de subida y bajada.

Paso 6: Desconectar la corriente para la persiana

Este es el momento en el que comenzamos a trabajar con electricidad, por eso recomendamos que se corte el paso de corriente para hacer las conexiones.

En primer lugar buscamos una acometida eléctrica cercana a la persiana. Puede ser una caja de derivación, un enchufe o cualquier interruptor. Haremos llegar los cables del motor hasta este punto ocultándolos por el interior de la pared con un tubo corrugado o dejándolo por fuera utilizando canaletas para cables.

La conexión se puede hacer (siempre con clemas) en el tambor de la persiana o llevar el cable del motor hasta el punto de acometida eléctrica. En el primer caso siempre es recomendable cortar los cables a medida para que no queden sueltos y puedan engancharse a la persiana cuando se esté enrollando o desenrollando y cause un problema.

A diferencia de otros cableados, que suelen constar de tres cables (neutro, fase y de tierra), el de un motor de persiana tiene cuatro (subida, bajada, neutro y de tierra) que conectaremos siguiendo las instrucciones del fabricante.

Paso 7: Enchufar los cables

Conectaremos los cables en el pulsador y en el interruptor de subida y bajada, y atornillaremos el mando al cajetín.

Es recomendable que, antes de atornillar y cerrar, conectes el paso de la energía del cuadro eléctrico un momento para comprobar que los mandos del motor funcionan correctamente. Siempre es bueno bajar la persiana hasta el final para ver si hace todo el recorrido sin problemas tanto de subida como de bajada.

Una vez comprobado esto, podemos volver a cortar la corriente o dejarla ya activada pues, en principio, no deberíamos tener que volver a manipular ningún cable.

Paso 8: Sujetar los flejes del motor de persiana

Los fletes o cintas de sujeción del soporte metálico del motor se deben colocar en todos sus puntos. Encontraremos numerosos puntos de sujeción en este soporte para que no haya problemas, pues la rotura o que se suelte uno de ellos podría ocasionar numerosos daños si la persiana cae desde su cajetín. Todo el proceso debe hacerse con la persiana bajada para que no tenga que soportar el peso completo.

Una vez enganchado, si se ha cortado la electricidad, habrá que volver a activarla ya que tenemos que subir la persiana. Lo haremos pulsando el botón de subida hasta que se pare en el punto marcado de fábrica. Para regular este punto usaremos un destornillador plástico (que suele incluir el kit del motor al comprarlo) y marcaremos donde queremos que se detenga la persiana en la subida.

Una vez configurado el punto de subida, debemos hacer lo mismo en el de bajada con el mismo sistema utilizando el destornillador plástico del kit.

Paso 9: Tapar el tambor de la persiana

Colocamos la tapa del tambor de la persiana donde hemos estado trabajando y comprobamos que en este último paso no hayamos desconectado o soltado algo sin querer, comprobando que el funcionamiento de la persiana es el correcto, sube y baja sin problemas, y lo hace a la altura que hemos definido.

Cómo instalar un motor de persiana

Estética del interruptor de persiana

Hasta hace poco los interruptores eran únicamente analógicos, con poco diseño y bastante comunes. No eran un elemento en el que nadie se fijara ni tuviera en cuenta a la hora de decorar su casa. Las marcas no ofrecían demasiadas opciones, y a los usuarios tampoco les preocupaba demasiado. No eran más que unas teclas para encender y apagar luces.

Con la proliferación de nuevas tecnologías y al darle más importancia a los interruptores, pues ya activaban cualquier elemento del hogar, empezaron a surgir distintos modelos y diseños de interruptores de persiana, apareciendo los interruptores digitales para controlar la domótica completa de la casa, con variados colores y texturas. Marcas tan importantes como SIMONLEGRAND o NIESSEN comenzaron a lanzar diversos productos de estética trabajada, con colores que combinaran con muebles y paredes, o que pudieran no desentonar con la decoración, pasando desapercibido en el conjunto de la estancia.

En DivisionLED disponemos de un amplio catálogo de interruptores de persiana, receptores, mecanismos reguladores, mandos a distancia o pulsadores, muchos de ellos con descuentos, con el objetivo de mejorar la calidad de vida de nuestros usuarios.

Persianas domóticas (mando y móvil)

Una vez instalado una persiana con motor, tenemos la posibilidad de domotizarlo, para así poder controlarla desde cualquier punto, ya sea desde nuestro cómodo sofá, a través del teléfono móvil o el mando a distancia, como desde nuestro lugar de trabajo.

Además, una persiana domotizada permite automatizar sus movimientos, programándola para que suba a una hora determinada (haciendo función de despertador también) o baje sola todas las persianas de la casa sin tener que estar recorriendo las habitaciones una a una. Esto también nos dará un extra de seguridad, pues así aseguramos que todas las ventanas estén bloqueadas y, en caso de que pudieran estar acechando nuestra casa, generar movimiento que disuada a los intrusos.

La incorporación de persianas automáticas en el hogar puede contribuir también a un ahorro energético muy importante, al existir la posibilidad de programar su movimiento durante las horas de más calor en verano, y más frío en invierno, evitando el gasto del consumo de luz, aire acondicionado o calefacción. Cabe la posibilidad, dependiendo de la marca y modelo, de conectar y automatizar estos elementos para que interactúen entre ellos y calculen la necesidad de subir o bajar la persianas para llegar a la temperatura o sensación térmica deseada.

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Entrar en vez O Restablecer la contraseña